Blogia
Piura, la ciudad del eterno calor

PIURA.....y su eterno calor

PIURA.....y su eterno calor

Si hubiera que definir a Piura con una palabra, ésta sería descanso. Basta cerrar los ojos para imaginar la tibia brisa que llega del desierto, el sonido de las olas o el murmullo de las hojas de los cocoteros. Piura es también sinónimo de sol, gente hospitalaria y tradición.

Su costa, privilegiada por un clima que invita al rela, posee algunas de las playas más hermosas de la costa peruana. Allí están Bayóvar y sus playas secretas (todas de nombres alucinantes, como Nonura, Virrilá, TricTrac, Shode y Bapo), conocidas por la transparencia de sus aguas, la abundancia de peces y-estacionalmente-sus grandes olas, ideales para la práctica del surf. Al sur de Illescas, la mole que domina esta parte del tablazo, se abre otra extensa serie de bellas playas y, frente a éstas, a unas 10 millas, la isla Lobos de Tierra, paraíso de las aves guaneras y la pesca.

Siempre sobre la costa, se encuentra Colán, el balneario favorito de los piuranos, con sus casas emplazadas sobre pilotes de madera y sus terrazas, desde donde-aseguran sus residentes-es posible ver el atardecer más bello del país.

Tiene muchas otras playas entres las cuales están Cabo Blanco, El Ñuro y muchas otras más.Y si de calor hablamos, imposible no mencionar a Sullana...generosa pero de calor humano. Ésta es tierra de gente amable y cordial, descendiente de los antiguos tallanes. Sus pobladores la llaman "La Perla del Chira" por la bondad de sus campos de gran producción agrícola.

Ya lo sabe, Piura tiene atractivos para todos los gustos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres